H. Matamoros, Tamps., 18 de Septiembre del 2014
Dólar Compra: Venta:
Albañil pretendía suicidarse al aventarse de segundo piso

Un albañil que padece de ataques y que presuntamente no está bien de sus facultades mentales, provocó la movilización de elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos, de técnicos en urgencias médicas de Protección Civil y de agentes de la aún Policía Preventiva Municipal, hasta la azotea de una segunda planta, de una vivienda en el fraccionamiento Infonavit Satélite, donde los mantuvo una hora, ya que amenazaba con matarse, lanzándose al vacío, porque su novia lo había cortado.
Juan Miguel González Romero, de 24 años, con domicilio en la calle Mar Negro número 86, de la colonia Ampliación Solidaridad, fue el protagonista de los hechos, mismo que finalmente fue sometido, bajado en una canastilla y despachado a las celdas de la cárcel municipal.

Intento de suicidio
A las 15:00 horas en la radiofrecuencia del heroico Cuerpo de Bomberos se escuchó el envío urgente de un camión con elementos tragahumo, a las calles Vía Láctea y Piscis, del fraccionamiento Infonavit Satélite, ya que les reportaron en ese sector que una persona pretendía tirarse a matar de la azotea de un segundo piso de una casa habitación.
A los pocos minutos, llegaron los apagafuegos, en el camión número 042, seguidos de la ambulancia 023 y de una camioneta de Protección Civil, así como una patrulla de la Policía Preventiva Municipal.

Amenazaba
Juan Miguel, estaba decidido a tirarse a matar, al ver llegar a los elementos de emergencia, por lo que le pidió a su amigo también albañil, Víctor Villa, de la colonia Popular, subiera por la escalera de los bomberos a dialogar, siendo seguido éste, de dos elementos de Protección Civil, quienes tras dialogar lo convencieron, y confiado en que le mostraban la fotografía de su novia, en la pantalla de un teléfono celular, lo sometieron y un policía preventivo, les envió las esposas para gancharlo.
Siendo las 16:12 horas, asegurado en una canastilla, lo bajaron y finalmente, los policías lo llevaron a barandilla.