H. Matamoros, Tamps., 19 de Diciembre del 2014
Dólar Compra: $13.70 Venta: $14.75
"Star Wars casi me arruina"

Natalie Portman confesó esta semana en una entrevista donde habló de su carrera, la que ha tenido sus altos y bajos, que hubo un papel en una película de ciencia ficción que casi arruina su trayectoria como actriz: el de Padme Amidala en Star Wars.
La israelí ganadora del Oscar en 2011 por Black Swan (Cisne Negro) recordó que en 1997 fue confirmada en ese rol para los Episodios I (1999), II(2002) y III (2005), algo que consideró como una gran oportunidad para su crecimiento profesional, pero tras sus estrenos eso no sucedió.
Para la revista New York Magazine, Portman destacó lo mal que la pasó después y cómo el fallecido director Mike Nichols -con quien trabajó en la obra teatral La Gaviota de Chekhov en 2001- la ayudó en su carrera.
"Star Wars salió al mismo tiempo que La Gaviota y todo el mundo pensaba que yo era una pésima actriz. Estuve en la película más taquillera de la década y ningún director quería trabajar conmigo", advirtió.
Hasta que llegó la ayuda de Nichols, quien "le escribió una carta a Anthony Minghella y le dijo: 'Fíchala para Cold Mountain, yo respondo por ella'. Después Anthony me recomendó a Tom Tykwer, que a su vez me recomendó a los hermanos Wachowski".
De esta forma, la actriz de 33 años logró hacerse un nombre, con apariciones en Closer y V For Vendetta, dirigidas por Nichols y James McTeigue, respectivamente, hasta posteriormente ganar la anhelada estatuilla de la Academia por su papel en Cisne Negro.